admin

Cambio de marca: te doy la bienvenida a MinInmaMente


Bienvenida a MinInmaMente

El blog post de el día de hoy es algo singular. Es un blog post para anunciarte de que los prácticamente seis años de Vida en Positivo han llegado el día de hoy a su fin. No, no cerraré el puesto, ni muchísimo menos. Solo precisaba un cambio. Te doy la bienvenida a MinInmaMente. 

Tabla de contenidos

Adiós a Vida en Positivo

Creé vida en positivo en el mes de octubre de dos mil trece, con la idea de redactar al planeta sobre mi transformación vital mediante una vida minimalista. Y eso he estado haciendo hasta el momento, y lo proseguiré haciendo, solo que no bajo este nombre. 

¿Por qué razón el cambio de nombre?

Este proyecto tiene la meta de trasmitir una serie de hábitos minimalistas para una vida más calmada, simple y sana. Al comienzo no sabía realmente bien sobre qué redactar y tampoco exactamente en qué me quería enfocar. Tampoco sabía qué nombre ponerle y Vida en Positivo era un nombre que encaja con perfección con la Inma de 2013: una Inma potente, con optimismo, energía, con positivismo. 

Pero la vida en cambio, y esa Inma ya no existe. No soy una Inma mejor, tampoco peor, soy diferente. Mi proyecto asimismo lo es. dos mil diecinueve ha sido un año de cambios, tanto a nivel personal como en lo profesional. Ha sido un año en el que he tomado muchas resoluciones.

La vida es cambio, y los cambios dan temor. Pese al temor, sobretodo siento ilusión y liberación. Este cambio de marca es asimismo un ejercicio más de desapego para mí. 

Mi proyecto ya no lo identifico con Vida en Positivo porque:

  • Hablo solo y únicamente de minimalismo, de de qué forma adoptar hábitos minimalistas para una vida más calmada y simple. Y eso no se refleja en el nombre.
  • Yo me siento ahora una mujer liberada y también independiente. Vida en Positivo tiene mucha vinculación con mi vida precedente. Una etapa bonita mas que ha llegado a su fin, para dar paso a otra etapa que presagia asimismo bonita.
  • Mi proyecto ya no es solo mío. Ahora somos un equipo de personas que trabajan en conjunto para asistirme a propagar las ventajas de una vida minimalista. Estoy encantada con mi equipo y eso merecía comenzar nueva etapa, incluido el nombre. 
  • Me agradaría ser leía y seguida únicamente por aquellas personas a las que les resulta de interés de lo que hablo. Vida en Positivo atraía a personas que procuraban algo que no les podía ofrecer. Y ya sabéis: esperanzas de plato primordial, decepción y frustración de postre. No es preciso. 
  • Los colores no representaban a mi marca y ni a lo que deseaba trasmitir. No me sentía a gusto tampoco con esto. 

¿Por que MinInmaMente?

El nombre le brotó el verano pasado de súbito a mi compi Hana Kanjaa, en un instante de inspiración de los suyos (es pura inventiva). ¿Y por qué razón no tienes por nombre MinInmaMente? Y me dejó desvariada. Yo, años y años buscando un nombre que me identificase, y ella en un segundo lo halló. En resumen, cada quien tiene sus habilidades. Las mías son otras, semeja. 😉

El nombre es un juego fusión de tres palabras:

  • Min, abreviando la palabra “Minimalismo” o bien “Minimalista”, que representa completamente lo que hago. 
  • Inma, mi nombre, pues sabéis que suelo charlar sobretodo desde mi experiencia, es un proyecto muy mío. 
  • Mente, pues el minimalismo mental es el eje de mi enfoque de minimalismo. Por el hecho de que si comenzamos liberando nuestra cabeza, va a ser considerablemente más simple liberar todo lo demás: nuestra casa, nuestra maleta de viaje, nuestra agenda…

Y le damos la bienvenida a MinInmaMente…

El proceso de rebranding ha sido muy muy apasionante y también inspirador, de la mano de la genial diseñadora Valentina Musumeci. Me ha semejado la persona más empática que he conocido jamás. Ha sabido captar al instante todo lo que deseaba trasmitir con mi marca:

  • Naturaleza
  • Paz
  • Calma
  • Minimalismo
  • Vida simple
  • Salud
  • Sostenibilidad
  • Medio ambiente
  • Multipasión
  • Seguridad
  • Amor propio
  • Practicidad
  • Orden
  • Esquema
  • Naturalidad
  • Imperfección
  • Compromiso
  • Y también…actitud positiva. 

Elegimos el diente de león pues era un símbolo orgánico y natural que encajaba con ello, asimismo con la impermanencia y el desapego del que tanto charlamos las personas minimalistas. Es el despertar de la naturaleza en primavera, es la semilla de una nueva etapa para medrar como personas, más conscientes y con más calma y paz. 

Espero que te guste este cambio. Y le damos la bienvenida a MinInmaMente. 

También te puede interesar

Deja un comentario