admin

De qué forma limpiar unas zapatillas blancas

Relucientes, limpias y perfectas… de esta forma es como están unas zapatillas blancas cuando las sacas por primera vez de la caja. Sí, lo sabemos, es una de las sensaciones más agradables, pero limitada en el tiempo, por el hecho de que se manchan con solo mirarlas. No hay suciedad que se les escape y limpiarlas para que recuperen su color original, no es tan simple como asemeja. ¡Y más en verano, en la medida en que dan un toque singular a muchos looks! Estos son los mejores trucos para limpiar unas zapatillas blancas.

Antes de iniciar, quita los cordones

El primer paso es quitar los cordones. De esta manera será sensiblemente más simple limpiar la zapatilla y, al tiempo, podrás eliminar la suciedad de los cordones en un proceso aparte. Para lavar los cordones, lo primero que debes hacer es ponerlos en un recipiente con agua tibia, jabón y un chorrito de vinagre blanco. Seguidamente, frótalos con insistencia para finalizar de eliminar las manchas que hayan podido quedar.

Detalle zapatillas y cojines

Si los cordones están muy sucios y no consigues eliminar las manchas con los pasos precedentes, añade en un recipiente 2 tazas de agua, 4 cucharadas de bicarbonato de sodio y otras 4 de vinagre blanco. Mete los cordones en la mezcla y déjalos en remojo durante aproximadamente treinta minutos. ¡Seguro que no hay mancha que se resista!

Cómo quitar las manchas de las zapatillas blancas

Después de limpiar los cordones, es momento de limpiar tus zapatillas blancas. Los pasos a proseguir son sencillos y rápidos, mas es esencial repetir el proceso cuando se vuelvan a manchar o bien, después, va a ser prácticamente imposible quitarlas. Existen diferentes productos y trucos para su limpieza. ¡Toma nota!

Con bicarbonato de sodio y vinagre blanco

Los usos del bicarbonato de sodio y del vinagre blanco son muchos, mas cuando mezclados son la solución ideal para muchos inconvenientes de limpieza y, además de esto, para devolver el blanco a las zapatillas. Te lo explicamos pasito a pasito.

  • Paso 1. En un bol mezcla 1/4 taza de bicarbonato sódico con 2 tazas de vinagre blanco y espera que la composición se integre que va a ser cuando el efecto efervescente baje.
  • Paso dos. Seguidamente, frota la mezcla sobre la zapatilla con la ayuda de un cepillo.
  • Paso tres. Deja reposar la mezcla unos quince – veinte minutos.
  • Paso cuatro. Por último, aclara y goza de tus zapatillas relucientes.

Limpiar el polvo

Con jabón de Marsella

Cuando las zapatillas comienzan a mancharse, mas todavía no han llegado a perder totalmente su blancura, es conveniente emplear el jabón de Marsella. Solo debes humedecer la lona de las zapatillas y frotar con el jabón de Marsella. ¡Y listo! Ahora bien, si todavía ha quedado alguna mancha puedes limpiarla a mano o bien decantarse por ponerla en la lavadora.

cesta metalica con jabon de marsella y toallaas_00412999_O

Lava tus zapatillas blancas a mano

Si tras emplear algún producto concreto todavía quedan ciertas manchas en tus zapatillas blancas, una forma es quitarlas es lavándolas a mano.

  1. Paso 1. En un recipiente profundo agrega abundante agua fría y un tanto de jabón singular para lavar a mano.
  2. Paso dos. Seguidamente, frota la zapatilla con la ayuda de un cepillo suave (de dientes o bien de ropa), pasando sobre todo por las zonas más sucias y el interior. ¡Sin olvidar la suela!
  3. Paso tres. A continuación, enjuaga con rebosante agua fría para quitar todos y cada uno de los restos de limpiador.
  4. Paso cuatro. Finalmente, déjalas secar en el exterior. ¡Ah! y no te olvides de dejar siempre y en todo momento y en todo momento y en todo momento la lengüeta de la zapatilla en el exterior.

La última opción para tus zapatillas blancas: la lavadora

Si no deseas lavar a mano los restos de las máculas que hayan podido quedar, además de esto existe la opción de meterlas en la lavadora. Ahora bien, siempre y en todo momento y en todo instante y en todo momento es conveniente hacerlo en último lugar, tras haberlas tratado con otros productos como el bicarbonato de sodio o el jabón de Marsella. Sencillamente debes ponerlas a la lavadora y lavarlas con el limpiador que empleas frecuentemente, agua fría y un ciclo de lavado corto.

2 limpiar-la-goma-de-la-lavadora 0c64570b 674x962

Se aconseja poner las zapatillas en la lavadora sin otra prenda. Mas si deseas ponerlas como el resto de la ropa, lo más conveniente es poner las zapatillas blancas en una bolsa de lavado con cremallera. Por último, déjalas secar en el exterior. No las pongas en la secadora por el hecho de que podrían deformarse.

Cómo adecentar la suela de goma de las zapatillas

Con ciertos trucos, vas a poder lograr que la suela de las zapatillas recobren su blanco característico. Existen 3 trucos caseros que marchan perfectamente.

  • Agua y jabón. La mejor solución para quitar las máculas más superficiales. Mezcla jabón neutro con agua hasta lograr que salga espuma. Después, frota con una esponja humectada con la mezcla la parte manchada de la goma haciendo movimientos circulares.
  • Limón. Es el substituto por antonomasia de la lejía, en tanto que es un potente antimanchas y, sobre todo, muy natural. Existen 2 fórmulas para adecentar, si bien en los 2 casos deja que el cítrico actúe a lo largo de veinte minutos ya antes de aclarar con agua.
    • Corta el limón por la mitad y frota directamente las máculas de la goma.
    • Con jugo de limón exprimido, frota con un cepillo o harapo la zona sucia.
  • Pasta de dientes. Se trata de un producto ideal para combatir las máculas, ¡y sencillísimo! Coge un cepillo bucal, ponle un tanto de pasta bucal blanqueadora y frota la mácula. ¡Listo!

Si quieres que tus zapatillas blancas recobren el esplendor de cuando las adquiriste, advierte el género de mácula y aplica una solución que se adapte a ella. ¡Y luce unas zapatillas relucientes!

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

Deja un comentario