Un (increíble) piso de 29m2 con altillo

Cuanto más la miro, más me sorprende esta pequeña residencia de 29m2 con ese dormitorio ganado en el altillo, una de las incuestionables ventajas de jugar con techos que alcanzan los cuatro metros de altura… Me chifla que hayan dejado molduras originales y que hayan apostado por romper con la estructura que sobrevuela la entrada, bajo la que se oculta el baño y una zona de almacenamiento alargada, donde las puertas han sido reemplazadas por cortinas, aportando ligereza y un toque de lozanía. 29m2, sí, y un sofá más grande que el que tengo en mi salón (que mide más o menos lo mismo ;)). Una lección de aprovechamiento de espacio y buen gusto. Más ideas para decorar pisos pequeños aquí

Fotos: Stan Zajączkowski · Interiorismo: Ewa Czerny

Deja un comentario