Un increíble antes/después en la ciudad de París.

Este piso de 59m2 en el distrito trece parisino va a ser pequeño, mas indudablemente es matón. Tras pasar por una reforma integral, ahora muestra su potencial en el que la luz natural se aprovecha al límite, con puertas de cristal que aportan luz al corredor, espéculos que juegan a multiplicarla y una paleta de colores en la que el blanco y el gris pálido son protagonistas.

Y para cerrar la visita ¿qué tal unas fotografías que muestran el ya antes y tras 3 piezas de este bello piso? Es viendo estas comparaciones en el momento en que te das cuenta del gran trabajo que efectúan los interioristas, repensando espacios y volviendo a utilizar y poniendo en valor elementos únicos de la residencia, como el suelo de madera o bien las molduras de las paredes. Bravo!

Fotos: La Maison d’Emilie · Interiorismo: Aurélie Rubin-Chabrier

Deja un comentario