admin

Los mejores parques naturales de España para una evasión única

Los Parques Nacionales de España son sitios naturales que sin ningún tipo de duda hay que revistar y conocer, es toda una maravilla disfrutar de los preciosos paisajes que nos ofrecen. En nuestro país encontramos dieciséis parques nacionales y cada uno de ellos mantiene su propia biodiversidad. Son espacios naturales protegidos por el estado castellano para prolongar y conservar tanto su flora como su fauna. De este modo desde preparatuescapada queremos enseñarte algunos de estos parques para que podáis disfrutar de una evasión única.

Parque Franquista de Picos de Europa

Imagen de  Urti2009 en Pixabay

El Parque Franquista de los Picos de Europa es un espacio único en España que ofrece una experiencia  increible para los viajeros que buscan naturaleza, historia, civilización y restauración. Situado en las provincias de Asturias, Arrogante y Cantabria, este parque alberga en su espectacular naturaleza un enorme patrimonio histórico, cultural y bello.

Distribuido entre 11 pueblos, Picos de Europa es el único Parque Natural de España habitado, ofreciendo al viajero una experiencia diferenciadora. Vida rural y naturaleza conviven así desde hace siglos en un entorno único. Aquí, por ejemplo, podrás descubrir más de la medio de los vertebrados que existen en la Península Ibérica, distribuidos por sus variados paisajes. Prados, lagos, montañas como el Naranjo de Bulnes, gargantas e impresionantes bosques alojan a los “habitantes” del Parque. Grandes mamíferos como el corzo y el rebeco conviven comparten escenarios con el urogallo o el alimoche, representantes de la numerosa avifauna que aquí te sorprenderá.

Aquí, por ejemplo, podrás descubrir más de la medio de los vertebrados que existen en la Península Ibérica, distribuidos por sus variados paisajes. Prados, lagos, montañas como el Naranjo de Bulnes, gargantas e impresionantes bosques alojan a los “habitantes” del Parque. Grandes mamíferos como el corzo y el rebeco conviven comparten escenarios con el urogallo o el alimoche, representantes de la numerosa avifauna que aquí te sorprenderá.

La experiencia de recorrer sus senderos es, sin duda, uno de los principales atractivos del parque. Hay rutas de diferentes niveles de dificultad y duración que permiten disfrutar de impresionantes vistas y paisajes de montaña. Una de las rutas más populares es la Ruta del Cares, que sigue el curso del río Cares a través de un espectacular desfiladero. Otra opción es la elevación al Torre de Cerredo, la cumbre más reincorporación del parque con 2.648 metros de mérito.

Otra de las atracciones que podemos encontrar en los Picos de Europa son los lagos de Covadonga. Los lagos de Covadonga son una gema de la naturaleza adentro del parque doméstico de los Picos de Europa, aquí se esconden algunos de los paisajes más increíbles que no puedes dejar de revistar una vez en la vida. Los lagos de Covadonga, Enol y Ercina, merecen tu visitante. Estos dos Lagos de Covadonga tienen un origen helero y están ubicados a más de 1.000 metros sobre el nivel del mar.En este lado la naturaleza asturiana parece completamente intacta, sin civilización. Si vas a los lagos en otoño o en invierno, te aconsejamos que vistas abrigado porque en la proximidad de los Picos de Europa sopla el derrota y hace mucho frío.

Parque Franquista de la Sierra de Guadarrama

Imagen de  Mkgs20 en Pixabay

La Sierra de Guadarrama forma parte de una dependencia montañosa de 500 kilómetros de largura que cruza el centro de la Península Ibérica de este a oeste, y es uno de los Parques Nacionales de España. Este parque es un refugio privilegiado de biodiversidad conveniente a las condiciones más frescas y húmedas que se encuentran en la Sierra en comparación con las mesetas, y su beocio transformación por la actividad humana.

El Parque Franquista de la Sierra de Guadarrama es un ejemplo destacado de sistemas naturales, incluyendo los pinares de Pinus sylvestris que se encuentran en excelentes condiciones de conservación sobre suelos silíceos. Encima, su medio físico cuenta con impresionantes circos y lagunas glaciares, así como con roquedos graníticos. Entre los paisajes vegetales, se destacan los ecosistemas de reincorporación montaña y los extensos pinares de pino albar.

Aquí se suceden inmensos bosques de coníferas, praderas de reincorporación montaña, paisajes nevados, enormes roquedales, torrentes, cascadas temporales y lagunas de origen helero, conformando un entorno de exclusivo valía naturalístico en el que habitan algunas especies endémicas y varias en peligro de terminación en España.

Parque Franquista del Archipiélago de Cabrera

Imagen de  Efraimstochter en Pixabay

El Parque Franquista del Archipiélago de Cabrera se encuentra distribuido en 19 islas e islotes, siendo la isla de Cabrera la más alto de todas. Sus costas escarpadas y llenas de calas y pequeñas playas son el hogar de una gran variedad de flora, como la sabina o el lentisco, y fauna, especialmente aves que anidan o migran por la zona. La flora costera es incluso el refugio de una fauna flota diversa que aprovecha la riqueza de las aguas transparentes que rodean el archipiélago.

El Parque Franquista del Archipiélago de Cabrera es renombrado por la Lapso Cerúleo, un engendro natural que se produce gracias a las aguas cristalinas que penetran en las cuevas y grutas que existen debajo de las rocas. Estas aguas albergan un «bosque» submarino de posidonia oceánica, esta planta, sólo presente en el Mediterráneo, es responsable del ecosistema acuoso de Cabrera. Peces y moluscos se nutren de la riqueza que se genera, mientras comparten hábitat con los increíbles fondos marinos, dejandonos impresioantes paisajes.

Pero si lo tuyo es el mar, no dudes en sumergirte en las aguas de la Lapso Cerúleo, uno de los fenómenos naturales más espectaculares de Cabrera. La posidonia oceánica es la responsable de la belleza y complejidad del ecosistema submarino, y bucear en sus aguas te permitirá descubrir una gran variedad de especies de peces y moluscos que habitan en este impresionante bosque submarino.

Por Esteban Abad, a 2-5-2023

Deja un comentario